domingo, 2 de mayo de 2010

Día de la madre.



Hoy, primer domingo de mayo, se celebra el Día de la Madre. Muchos dirán que es un día comercial (y que seguramente lo inventó el Corte Inglés). Que como muchos de esos días "especiales" debería ser todos los días y no acordarnos sólo de las madres en el día señalado. Pero ¿realmente es un día comercial?. ¿Creéis que a una madre lo que más le gusta en este día es recibir un regalo carísimo? ¿o un electrodoméstico, como muchas veces sucede? No, creo que no. Creo que si le preguntáramos a nuestras madres por el regalo que más le ha gustado de los que le hemos regalado en estas fechas, sin duda alguna nos diría que aquellas manualidades que hacíamos cada año en el colegio. Yo recuerdo algunas de ellas. Recuerdo un bote de caramelos que hice cuando iba a segundo de básica. Era un bote de Colacao, de los de entonces, de lata y con una tapa como la de los botes de pintura, de esas que tienes que abrir con la ayuda de una cuchara haciendo palanca. Le quitamos el papel con la marca y lo forramos de una tela de cuadritos rojos y blancos. Y con fieltro hicimos un árbol (un manzano, le pusimos circulitos rojos de fieltro como si fueran las frutas), una casa y un sol. Un horror de manualidad porque debo decir que nunca se me dieron bien esas cosas. Pues a mi madre le encantó. De hecho lo utilizó como bote de caramelos hasta que el pobre empezó a oxidarse. Y así con todas las cosas que le hicimos mis hermanos y yo. Y orgullosísima de ellas. Ahora, como ya no hacemos manualidades, cuelga las de mis sobrinos.
Aunque si le preguntara a mi madre cual es el mejor regalo que le han hecho en este día estoy segura que diría uno muy especial. Un regalo que recibió hace siete años. Ese día de la madre hacía una semana que me habían operado a mí. Y como ya me dejaban sentar en la silla de ruedas, ese domingo me dejaron bajar al jardincito que hay delante de la puerta del hospital, para tomar un poco el sol. Mi madre vino prontito al hospital, para desayunar conmigo. Y después del desayuno y de que me "pusieran" guapa, nos bajamos para disfrutar de mi primera salida desde que me ingresaron. Cómo mi madre es muy creyente, y pasamos por delante de la capilla del hospital, le dije que pasáramos. Yo soy católica, pero no practicante. Pero sabía que eso le haría ilusión a ella... ¡¡¡y era el día de la madre!!!.
No me equivocaba, le hizo mucha ilusión. Pero al final me quedé sin tomar el sol. Un inorportuno mareo y las enfermeras me obligaron a volver a la cama. Cosas de haber abusado la tarde anterior. Había sido mi primer día en la silla de ruedas y no paré quieta. Me recorrí todos los pasillos a velocidad de crucero en lugar de ir poco a poco. Y al día siguiente estaba sin energía. Pero ya no importaba. Para mi madre, que tan mal lo había pasado en las semanas anteriores, aquel momento fue muy especial. Y para mí también, sólo verle la cara, radiante de felicidad, sabía que había valido la pena. Y eso que nunca la vi llorar. Delante mío siempre estaba serena. Me cogía la mano y me decía que todo iba a salir bien. Y debe ser que las madres tienen un sexto sentido, porque no se equivocaba...

Y os preguntaréis que le voy a regalar hoy... Buena pregunta, después de eso cualquier regalo que le haga será poca cosa. Por suerte mi madre es de las que cualquier cosa que le regales le gusta. Así que optaré por regalarle una planta. Le regalaría un ramo de flores, pero se marchitan tan rápido que siempre me "regaña" por comprarlo. Y como le gustan mucho las plantas, cada año le compro una diferente. Un simple detalle para decirle lo mucho que la quiero.

La música que hoy suena en el blog es una preciosa canción de Celine Dion. Se titula Goodbye's (the saddest world) y está dedicada a las madres, a todas en general y a la mía en particular.

Besitos de jengibre para todas.




MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

11 comentarios:

Mimo dijo...

Hola Hada, tienes buena música ;-)

Una madre es un TESORO.

Saludos y abrazos

Magdalena Barreto dijo...

Con qué facilidad se puede hacer feliz a una madre, verdad????Con un simple gesto, con una simple sonrisa de sus hijos, con un sencillo detalle...
Tu post me ha traido muy buenos recuerdos sobre esas manudalidades del colegio, y estoy de acuerdo, en que esos han sido los mejores regalos, porque no se puede comprar con dinero algo que se hace con el corazón y la inocencia de un niño.
Jengibre, que disfrutes de tu madre.
Un beso

laMar dijo...

Precioso Jengibre. Las madres apreciamos la sencillez de las cosas, mis regalos favoritos son aquellos que mi hija hizo con sus propias manos.
Un abrazo enorme

Canoso dijo...

un beso para todas las madres en este día tan bonito, con la música de fondo de Celine Dion.

y un besote para ti.

Balovega dijo...

HOla preciosa Hada

Pasa cuando puedas por casa, tienes una sorpresita... miles de besotes.. dulces sueños

*Luna dijo...

Hola cielo llevas razon las madres se conforman con poco y cada dia tendri que ser su dia
la musica es divina
un beso y feliz semana corazon

Cassiopeia dijo...

Hermosa entrada. Yo también atesoro los regalos hechos por las manitos de mis nenes. Sobre los regalos de plantas, esos fueron los regalos mas preciados para mi mamá en los últimos años de su vida. Eso y fotos de los nietos con ella, enmarcadas con sencillez. Hoy, ella ya no está, pero ahí siguen los rosales y las orquídeas que papi mira y admira, recordando a su novia de toda la vida.
Un abrazote, gigante!

jengibre dijo...

Hola a tod@s!!!

Mimo: Bienvenida a este pequeño rincón. Pasa, ponte cómoda que estás en tu casa. Y í, la música es una parte importante de este blog y de mi vida, así que celebro que te guste.


Magdalena: Tienes razón, para una madre no hay nada como esas pequeñas muestras de cariño que hacíamos con nuestras manos y nuestra ilusión. Y sí, espero disfrutar de ella muchos años. Ella fue muy afortunada, mi abuela era casi centenaria. Espero tener la misma suerte que ella. Espero que eso vaya en los genes.


Lamar: MI madre opina igual. Creo que todavía hay manualidades de entonces por algún rincón de casa. Eso y que sus tres "niños" estuvieran ayer con ella eran los mejores regalos que podía recibir.


Canoso: Me gusta mucho esta canción, tiene una letra preciosa y muy sentida. Todo un homenaje a las Madres. Y Celine Dión es una de mis cantantes favoritas. Seguro que nos visita a menudo.

Balovega: ¡¡¡¿¿¿UNa sorpresa???!!! Ahora me paso por tu blog. ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

Luna: Sí, deberíamos cuidar de ellas cada día. Decirle lo mucho que las queremos y significan para nosotros antes que sea demasiado tarde.

Cassiopeia: Al final le regalé las dos cosas. El ramo de flores y la planta. Y se puso muy contenta. Ella también tiene la casa llena de fotos, de sus "niños" y ahora de sus nietos. Hay marcos por toda la casa. Y sí, tienes razón, son esas las cosas que luego te recuerdan su vida. Esos pequeños detalles.

Besitos de jengibre para todos.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

xD A mi madre, además del regalo correspondiente (hace algunos años que se acabó lo de las manualidades del colegio), mi hermano y yo le llevamos el desayuno a la cama xD.

jengibre dijo...

Hola Fantasmas.

¡¡¡Seguro que eso le encantó!!!

A mi madre, mi padre siempre le llevaba el vaso de leche a la cama antes de irse a trabajar. Pero hace siglos que ya no le llevan el desayuno a la cama. Se levanta muy temprano para ir a la piscina todas las mañanas (se lo ha "recomendado el médico") y cuando sale del gimnasio se va a desayunar con sus amigas. Además ayer seguro que fue ella quién se lo llevó a mi padre, que está un poco pachucho.

Besitos de jengibre.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Vaya, espero que se mejore.

Lo del desayuno se lo hacemos también cuando su cumpleaños cuadra en fin de semana (alguna vez también por su santo), y siempre dice que le gusta mucho jajaja

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails