viernes, 16 de abril de 2010

Y fueron felices... finales de cine.




Un poco de cine para empezar el fin de semana. A partir de ahora, los viernes será el día del espectador en este rincón. Hoy os presento el final de una de mis películas favoritas, Desayuno con diamantes. Un final que aún hoy me hace llorar siempre que lo veo. Ese beso final, bajo la lluvia, mientras suena el inmortal Moonriver de Henry Mancini es inolvidable. Y que decir de la maravillosa Audrey Hepburn, sobran las palabras. Así que mejor os dejo con la escena. ¡Que la disfrutéis!


8 comentarios:

Nicolás dijo...

¿Qué dirías si te dijese que lo que más me ha conmovido ha sido oír al gatito llorar cuando lo abandonaba en el basural y cuando llamaba para que lo vieran?

Sí, había oído hablar de esta película, pero no la he visto jamás. En sí, no me emociona mucho el beso final porque no conozco la historia que une a esos dos personajes. Me pasó lo mismo con Arwen y Aragorn; hasta que no leí uno de los apéndices en que se hacía constar un fragmento de la historia entre Aragorn y Arwen y leí todo lo que los había unido y el resto de su historia, sólo atinaba a pensar "Pero, ¿qué le ve todo el mundo al casamiento que se hace tan importante y desde cuándo se aman tanto?". Verídico.

Has despertado mi curiosidad, y eso es bueno. Veré si puedo encontrar la película completa y entender mejor la historia. Pero en serio, el gatito ha sido lo que más me ha conmovido y emocionado de todo esto (me gustan los gatos).

Como dato adicional, ¡no me he perdido en la pronunciación! A veces me suele ocurrir, pero en esta ocasión no he perdido el hilo XD

¡Elen síla lumenn omentielvo!

Canoso dijo...

Pero no cuentes el final, si hay alguien que no la ha visto le estropeas el peliculón je je je

Besos


(gran película)

jengibre dijo...

Hola Nicolás.

La película es preciosa. Y el gatito tiene su importancia en la trama. Te recomiendo que la veas... aún a pesar de los besos. Un día comprenderás la magia de los besos.

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Canoso.

Upppsss, no había pensado en eso!!! Pero no siempre será el final, eso dependerá de la película...

Buen fin de semana y besitos de jengibre.

Balovega dijo...

Hola hadita bella...

Una película preciosa, no recuerdo ya cuando la vi, creo que era chiquita, sin embargo me pareció preciosa..

Un besote grandote de buen fin de semana

jengibre dijo...

Hola Balovega.

Yo la vi de niña y me fascinó. Lo que más me gustó por entonces fueron los ojazos azules de George Peppard...

Feliz semana y besitos de jengibre.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

¡Me alegro de la sección! La verdad, tengo que reconocer que de cine sé menos de lo mínimo. Esta película la conocía, pero nunca la había visto, y me alegro de ver el final. Además, creo que la música sí la conocía, que me parece que la pone mi madre a veces en el coche.

Lo que sí tengo que decir es que el beso sería más conmovedor (supongo) viendo la película entera, porque claro, yo, que solo veo los últimos minutos, apenas alcanzo a ver cómo llegan a esa situación. Aún así, sólo viendo el final, es realmente un final sensacional. Audrey Hepburn lo hace genial, no hay más que ver su cara cuando mira a ¿George Peppard, decís que es? (ni me suena... como ves, de cine ando justito xDD) justo al final de todo.

jengibre dijo...

Hola de nuevo...

Seguro que Hannibal Smith te suena de algo ¿verdad? Más que nada porque era un personaje muy conocido de una serie de tv llamada El equipo A. Pues el actor que lo interpretaba era George Peppard, el mismo de esta película.

Bueno, lo verdaderamente conmovedor no es el beso en sí, es toda la escena. Pero creo que tienes razón, hay que verla entera, porque no tiene desperdicio. Es una película tierna y divertida. Y Audrey está magnífica.

Para la semana que viene pondré una escena de una película, también muy conocida. Pero esta vez nada de final...

Besitos de jengibre.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails