sábado, 8 de octubre de 2011

Fe





 Tenemos memoria, tenemos amigos,
tenemos los trenes, la risa, los bares,
tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,
tenemos moteles, garitos, altares.

Tenemos urgencias, amores que matan,
tenemos silencio, tabaco, razones,
tenemos Venecia, tenemos Manhattan,
tenemos cenizas de revoluciones.

Tenemos zapatos, orgullo, presente,
tenemos costumbres, pudores, jadeos,
tenemos la boca, tenemos los dientes,
saliva, cinismo, locura, deseo.

Tenemos el sexo y el rock y la droga,
los pies en el barrio, y el grito en el cielo,
tenemos Quintero, León y Quiroga,
y un bisnes pendiente con Pedro Botero.

Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena.

Tenemos un as escondido en la manga,
tenemos nostalgia, piedad, insolencia,
monjas de Fellini, curas de Berlanga,
veneno, resaca, perfume, violencia.

Tenemos un techo con libros y besos,
tenemos el morbo, los celos, la sangre,
tenemos la niebla metida en los huesos,
tenemos el lujo de no tener hambre.

Tenemos talones de Aquiles sin fondos,
ropa de domingo, ninguna bandera,
nubes de verano, guerras de Macondo,
setas en noviembre, fiebre de primavera.

Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,
que importa, lo siento, hastasiempre, te quiero,
hinchas del atleti, gángsters de Coppola,
verónica y cuarto de Curro Romero.

Tenemos el mal de la melancolía,
la sed y la rabia, el ruido y las nueces,
tenemos el agua y, dos veces al día,
el santo milagro del pan y los peces.

Tenemos lolitas, tenemos donjuanes;
Lennon y McCartney, Gardel y LePera;
tenemos horóscopos, Biblias, Coranes,
ramblas en la luna, vírgenes de cera.

Tenemos naufragios soñados en playas
de islotes son nombre ni ley ni rutina,
tenemos heridas, tenemos medallas,
laureles de gloria, coronas de espinas.

Tenemos caprichos, muñecas hinchables,
ángeles caídos, barquitos de vela,
pobre exquisitos, ricos miserables,
ratoncitos Pérez, dolores de muelas.

Tenemos proyectos que se marchitaron,
crímenes perfectos que no cometimos,
retratos de novias que nos olvidaron,
y un alma en oferta que nunca vendimos.

Tenemos poetas, colgados, canallas,
Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,
abuelos que siempre ganaban batallas,
caminos que nunca llevaban a Roma.

Título: Más de cien mentiras
Año: 1994
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina, Pancho Varona
Disco: Esta boca es mia (1994)




 Hoy 8 de octubre la blogosfera se une para hablar sobre la FE. Como ya hicieran anteriormente,Senovilla y Ángel Cabrera con la CONVIVENCIA y la Solidaridad, este año han convocado a toda la blogosfera a unirse para hablar sobre la FE. Cada uno de nosotros aportará su particular visión sobre la FE. Y de seguro que será un tema algo controvertido.
Esta palabra está tan ligada a la religión que parece difícil separarlas. Pero, ¿es la fe algo sólo exclusivo de las religiones, de los creyentes? Por supuesto que no. Si empezamos por ahí, por que sólo se consideran creyentes los que practican algún culto religioso?¿Acaso todos los seres humanos, sin excepción,no creemos en algo? ¿el hecho de no creer en un Dios significa que no creas en nada más? Hay miles de creencias no religiosas. En la ciencia, en el amor, en el rock, en Mourinho o en que España ganaría el mundial... Pero no, la palabra creyente siempre tiene connotaciones religiosas. Y lo mismo pasa con la Fe. Y no es verdad.
Pero ¿qué es la Fe? Para mí, la Fe es la creencia total y absoluta en nuestra fuerza interior. Es creer y confiar en algo que no puedes ver pero que sí puedes sentir. Y que es la fuerza que te impulsa a seguir adelante en esta vida. Tiene mucho que ver con la confianza y con la esperanza.
Para mí la fe es, como escribió el maestro Joaquín Sabina en la letra de la canción Mas de cien mentiras, que encabeza esta entrada, todas esas cosas que hacen que nuestra vida tenga sentido, que hacen que no nos cortemos de un tajo las venas.
Es lo que te hace apretar los dientes y afrontar una dura enfermedad; mirarle a los ojos y saber que aunque la lucha será dura, vencerás, sin lugar a dudas. En eso se diferencia de la esperanza. Me podréis decir que, por mucha fe que tengas, las cosas no siempre salen como uno espera que salgan. Que la enfermedad esta ahí, que la medicina avanza a pasos agigantados pero que al final la muerte siempre gana la partida. Pero si leéis detenidamente mis palabras, os daréis cuenta que yo he habado de vencer la enfermedad, no de no morir. La muerte es parte de la vida, algo inevitable.
Me preguntaréis entonces ¿como se vence a la enfermedad?. Sólo hay una manera, no dejando que te domine, por el contrario, siendo tú la que te impongas a ella. Hay entra la Fe, esa fuerza que te impulsa a superar el dolor y el miedo. Es algo que sale de dentro de ti. Que te ayuda a ponerte en pie, con un trozo de gemelo menos, y a dar ese primer paso, doloroso pero necesario. Y cuando lo has dado, te das cuenta que eso es vencer a la enfermedad, porque ese paso te ha llevado a recuperar el control de tu vida. Ese pedazo de gemelo no volverá a crecer, no podrás volver a llevar un zapato de tacón de aguja, por no hablar de la cicatriz que desfigura mi pierna y que dolerá horrores cada vez que cambie el tiempo; pero todo eso no te impide llevar una vida absolutamente normal. Correr por el parque con mis sobrinos, trabajar con absoluta normalidad.Sin importar que te cueste más que a los que te rodean, eso sólo lo sabes tú.
Eso es vencer la enfermedad. Eso es para mi tener FE.

32 comentarios:

TR dijo...

Te dejo mis respetos y de tener el honor de compartir contigo esta propuesta de dos buenos amigos.
Fuerza , valor , coraje, todos estos y muchos mas son los combustibles que alimentan la Fe.
Gracias . Un saludo.

jengibre. dijo...

Hola TR.

El honor es mutuo, te lo aseguro. Me parece una gran idea que tanta gente distinta hable sobre un mismo concepto, así es patente la diversidad de pensamientos. Y eso es algo maravilloso, porque no hay nada más aterrador que el pensamiento único.

Y sí, la FE se alimenta de todas esas cosas y aún mas. Para cada uno de nosotros es diferente, pero en lo esencial es única... es lo que nos mantiene con vida en este mundo de locos...

Gracias a ti por tu visita y besitos de jengibre.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me he sumado a esta iniciativa de hablar de la fe y me siento honrada de tener algo en común con muchos de vosotros en un tema enfocado desde puntos de vista tan dispares..
Que sigas bien.

Abedul dijo...

He disfrutado con tu aportación !!! es todo un testimonio de vivir en una actitud de búsqueda...me siento totalmente identificada con tu enfoque y te felicito porque lo has bordado.
Un saludo cariñoso de Begoña

susana dijo...

Me parece una gran aportación a la idea de la fe como camino para la superación personal. Un beso.

lisebe dijo...

Totalmente de acuerdo contigo jenjibre, precioso post para abundar mucho más en esa más que palabra FE.

Un verdadero placer pasar por este lugar tan bonito.

Un besito y feliz finde

jengibre dijo...

Hola Anna.

Gracias por tu visita. Coincido contigo en que es muy bonito el poder tratar un tema tan vasto y controvertido, poder dar nuestro punto de vista personal. Es una experiencia altamente gratificante.

Encantada de conocerte y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola, querida Begoña!!!

Es lo que yo viví. Si antes de que me diagnosticaran el cáncer me hubieran dicho que iba a reaccionar como reaccioné no me lo habría creído. Supongo que me ayudó el hecho de perder a un familiar muy cercano y querido por una leucemia. Aquello me marcó cuando todavía era demasiado joven. No por su fallecimiento, sino porque le vi hundirse, bajar los brazos y dejar de luchar. Y cuando supe que tenía cáncer me juré a mi misma que, pasara lo que pasara, nunca me dejaría vencer. No le dejaría a mi madre esa última imagen mía. Quería que si moría ella siempre me recordara fuerte y luchadora.
Y tuve suerte. Los médicos que me atendieron (bueno, que siguen conmigo porque todavía no he llegado a la fecha mágica de los 10 años) le dijeron a mi madre que mi actitud fue determinante en el desarrollo "positivo" de la enfermedad. No se si será verdad, yo opino que tenía unos médicos absolutamente fabulosos y muchísima suerte de mi lado. Pero lo cierto es que ni en los peores momentos me sentía enferma. De hecho siempre que voy a visita o cuando me daban el tratamiento (radioterápia en mi caso) todo el mundo cree que la paciente es mi madre...
Y escribir es absolutamente terapéutico. Empecé la entrada y de que me di cuenta estaba volcando en el teclado mi experiencia...

Gracias por tu visita y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Susana.

Primero déjame darte la bienvenida a este mi mundo.

Esa fue mi propia experiencia. Cada persona tiene una diferente. Pero todas hablan de esperanza y confianza en un mundo mejor.

Gracias por tu visita, buen fin de semana y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Lisebe.

En primer lugar déjame darte la bienvenida a mi mundo.

Muchas gracias a ti por tu visita. Creo que el mérito del esta entrada es más de Sabina que mío... ¡¡¡adoro esa canción!!! la estaba escuchando y pensé que todas esas "mentiras", todos esos motivos eran los que nos hacían seguir en la brecha. Sin ellos nos cortaríamos las venas porque nos daría todo igual. Y cuando todo te da igual la vida deja de tener sentido...
Es maravilloso poder compartir con tanta gente la idea de un concepto. Es altamente enriquecedora.

Gracias por engrandecer este lugar.

Buen fin de semana y besitos de jengibre.

Senovilla dijo...

Jengibre, Apasionante tu entrada, salgo muy contento con la lectura, será por mi pasión de poeta o porque la fe está muy viva en todos vosotros.

Te dejo un abrazo con beso incluido.

Carmen Rosa dijo...

Hola Jengibre
Un gusto leerte y conocer a una persona apasionada por la vida, te felicito y estoy segura que saldrás victoriosa pues la fe mueve montañas. Muy linda entrada.
Gracias por tu visita.
Un beso y feliz fin de semana

jengibre dijo...

Hola Senovilla.

Muchas gracias a ti y a Ángel Cabrera por promover esta iniciativa. Ha sido una experiencia altamente enriquecedora. Y por lo que he ido viendo, todo un éxito de participación.
Ya estoy esperando ver con lo que nos sorprendéis el año que viene... ¡¡¡no me lo pienso perder!!!

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Carmen Rosa.

En primer lugar déjame que te de la bienvenida a mi rincón.

Sí, me temo que soy una persona muy apasionada en todos los aspectos de mi vida... Me temo que no se vivir de otra manera. Creo que la vida sin pasión no tiene sentido...
Y como digo, de alguna manera ya he vencido. Se que no voy a vivir para siempre (algo que por otro lado no querría) pero vivo mi vida con absoluta normalidad. No niego la enfermedad, pero en lugar de hacer de ella una enemiga, conseguí hacer de ella una compañera de viaje, casi una amiga. Creo que la Victoria está llena de pequeños triunfos...

Gracias por tu visita y tus ánimos.

Besitos de jengibre.

Fiaris dijo...

Con fe todo se puede mi linda amiga,gracias por tu visita,cariños

jengibre dijo...

Hola Fiaris.

Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Gracias a ti por pasarte por aquí.

Besitos de jengibre.

Costampla dijo...

Tenemos....somos....vivimos!. Has definido con maestría la verdadera esencia de la fe. Feliz fin de semana

Canoso dijo...

Bello testimonio Jengibre. Un beso fuerte y gracias por participar.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Jengibre

Desde luego no conocía esta canción de Sabina, no me extraña que la hayas elegido como fondo para hablar de la fe.

Saludos.

Chema García dijo...

Un gran descubrimiento, este blog, esta entrada, tu reflexión sobre la fe. Maravilloso relato. Mi enhorabuena. Sabina es un poeta. Un abrazo!!

@kepasa29 dijo...

Afirmo como Chema que este blog es un gran descubrimiento. Maravillosa entrada y maravillosa canción del maestro Sabina. Gracias a sus letras, a sus canciones, tenemos sobrados motivos para tener fe y no cortarnos de un tajo las venas, pero sobre todo, porque creemos en nosotros mismos.
Gracias por este post y por la canción.
Un abrazo!

Balovega dijo...

Buenas noches..

Sigo teniendo fe en la personas, y este mundo es maravilloso.. gracias por ser parte de el...

Besotes

jengibre dijo...

HOla Costampla.

Bienvenido a mi mundo.

Vivir, ahí está el quiz de la cuestión.
Gracias por tu visita y tu comentario.

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Canoso.

Me temo que empecé a escribir, me dejé llevar y terminó saliendo una entrada más personal de lo que había planeado. Pero así es la FE, personal e intransferible. DE todas formas es mérito es de Sabina, con esa canción tan impresionante inspirarse y dejarse llevar es mucho más fácil.
Y no me des las gracias, ha sido un placer participar. Ha sido increíble lo bien que me ha hecho sentir, no sólo escribir la entrada, también el ir visitando a los demás participantes y aprender de sus reflexiones. Y ya estoy deseando que llegue la próxima convocatoria, porque no me la pienso perder.

Buen domingo y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola María Eugenia.

Bienvenida a mi mundo.
Me gusta mucho Joaquín Sabina, es uno de los mejores cantautores que tenemos en la actualidad, y todo un poeta urbano. Es capaz de hacer las canciones más ácidas y sarcásticas y también composiciones de una ternura exquisita. Y suyo es todo el mérito que mi humilde entrada pueda tener.

Gracias por tu visita y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Chema.

bienvenido a mi mundo.

Coincido contigo, Sabina es uno de los mejores poetas de la actualidad. Suyo es el mérito de esta entrada. Cuando me senté a plantear la entrada, lo primero que hice fue ponerme música (no hago nada sin ella, la verdad)y fue escuchar esta canción y encenderse la bombilla. Me dejé llevar y terminó saliendo una entrada completamente diferente a lo que había pensado. Más personal, pasional quizás, salida del corazón.

Gracias por tu visita y besitos de jengibre.

Marita dijo...

La fe mueve montañas, Jengibre....y también nos une hoy en la blogosfera....besoooss

jengibre dijo...

Hola @kepasa29.

Bienvenido a mi mundo.

Muchas gracias a ti. Por tus palabras, por tu visita y por compartir el gusto por la canciones del maestro Sabina. Y sí, "nos sobran los motivos" para seguir en esta vida. Como diría el maestro: "pongamos que hablo de vivir..."

Gracias por tu visita y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Balovega.

Gracias por tu visita, y por compartir tu fe. Creo que aunque los tiempos no sean los más propicios, nunca hay que perder la fe en la gente...

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Marita.

Es maravilloso ver la cantidad de gente que se unió ayer para dejar nuestra opinión sobre la fe. Me alegré de participar, de ser parte de algo tan grande.

Gracias por tu visita y besitos de jengibre.

Nicolás dijo...

¿Llego tarde?

Jengibre, tú has vencido. No sólo por haber superado la enfermedad. La muerte, como bien dices, nos llega más pronto o más tarde, es algo que no eludimos y de lo que (citando a Prachett) es medio difícil recuperarse. Pero venciste verdaderamente porque comprendiste que la fe es una cuestión de vida. Porque creíste sin ver y tuviste certeza sin evidencia. Te entregaste de lleno a lo que creías y luchaste hasta el fin y más allá. Por eso venciste. Porque tener fe es creer que los desiertos son bellos por los pozos de agua, o que los cielos nublados son mágicos porque ocultan el Sol y al arcoíris.

Y vaya, sí que ha tenido una fuerte convocatoria esta propuesta, debo estar más al tanto de esto. ¡Ten fe en que jamás dejaré de ser un desastre! ;)

Y ahora sí, la frase que culmina todo.

Descanse, soldado. Ha luchado bien, ha ganado.
Mis más sublimes respetos. Como siempre, para siempre. Porque desde que te conocí no dejo de admirarte por todo esto. Sí, señora. Ha sido una buena batalla.

jengibre. dijo...

Dicen en mi tierra que el que va a su casa nunca llega a tarde, y ya sabes que esta es tu casa...

No, no llegas tarde. Sé que estás muy atareado con tus exámenes parciales. Y estás en un momento crucial de tus estudios... ¡¡¡que no me entere yo que andás entreteniendote con blogs!!!
(es broma, por supuesto)

La verdad es que ha sido un éxito de participación. Creo que Senovilla todavía está visitando los blogs que han participado. Con eso te lo digo todo. Además, a sido muy gratificante. He podido conocer diferentes aspectos de la fe. Y eso es enriquecedor. Cada uno tenemos nuestras propias creencias y nuestra propia fe. Tan válida como la de los demás.

También sabes que pienso que no soy tan especial como dices. Tú, sin ir mas lejos, tienes muchísimo más mérito que yo. Cada día tienes que afrontar un montón de "barreras" y lo haces sin desfallecer no venirte abajo. Luchando con valor. Y demostrando que puedes hacer lo que te propongas, porque a fe no te gana nadie.
Hay millones de personas que pasan por situaciones así... no soy especial.
Pero me ha encantado que me halagaras... ¡¡me he ruborizado y todo!!!
Incluso me has recordado a Dumbledore, en ese final..

Besitos de jengibre.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails