lunes, 13 de septiembre de 2010

Ella.


Se miró al espejo y le gustó su aspecto. Esos mechones grises, cada vez más abundantes, lejos de deprimirla (como a la mayoría de sus amigas) le hicieron sonreír. Pensó ilusionada que había heredado el precicoso tono plateado que tenía el pelo de su abuela. Se sentía feliz como hacía tiempo no lo había sido. Le había resultado muy difícil encontrarse a si misma. Escuchar su propia voz entre la multitud de voces a su alrededor. Sabía que había roto algunas reglas, había decepcionado a los que querían moldearla a su gusto. Pero había ganado una vida, su vida. Y se sentía bien consigo misma, con sus patas de gallo, sus canas y su sobrepeso. Se sentía atrevida y sensual como una chiquilla que vive su primera vez. Le sonrió al espejo, lanzándole un beso.




votar

10 comentarios:

Lola dijo...

Pues claro, asi hay que sentirse....

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Muy bueno.
Yo también me siento así. No es fácil, escuchar la propia voz, encontrarse así misma, setirse bien sea cual sea el aspecto físico pero es un gran triunfo conseguirlo.
Otro beso para el espejo.

Saludos

*Luna dijo...

Asi se tiene qu sentir una delante y detras del espejo
un beso corazon

jengibre dijo...

Hola Lola.

Bienvenida a mi pequeño rincón. Pasa, ponte cómoda que estás en tu casa.

Sí, la autoestima es importantísima, porque si tu no te quieres a tí misma ¿como van a quererte los demás?
Desgraciadamente en esta sociedad se da más importancia a lo físico que al "fondo". No importa que seas una cabrona integral siempre que tengas una talla 36, el cutis de un bebé de meses y una perfecta manicura francesa.
Los que te quieren de verdad, te quieren tal y como eres. Y los demás sencillamente no te quieren.

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Mª Teresa.

Sí, encontrarse a una misma y dar el paso de romper con muchos tópicos y tabús de esta sociedad no es fácil, pero el premio es tu propia identidad y tu libertad, y eso es maravilloso.

Como diría Buzz Lightyear: "hasta el infinito y más allá..!

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Luna.

Sí, pero cuesta mucho esa prueba del espejo... Aceptarse una como realmente es no es precisamente fácil, pero da un subidón tremendo cuando lo logras.

Besitos de jengibre.

rosscanaria dijo...

Sí señor, es lo que hay. yo tengo 59 y tras un infarto cerebral al morir mi marido, me costó aceptarme con mi bastón y eso...
Pero ya me acepté, y me miro al espejo y digo "chica esto es lo que hay".
Besos Jengibre

jengibre dijo...

Veo que eres toda una superviviente. Yo también sé algo de eso. Hace siete años me diagnosticaron un tumor maligno muy agresivo en mi pierna izquierda. Me extirparon medio gemelo y tras 35 sesiones de radioterapia mi pierna parece un crater lunar. Pero sigo viva y dando guerra. Y ya no tengo complejos y la muestro sin ningún reparo. Es mi pierna de la suerte...

Besitos de jengibre

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Una gran verdad. Y Bebe cuadra a la perfección con el mensaje. Ande yo caliente, y ríase la gente. Un saludo.

jengibre dijo...

Sí, es una lección para todos. No solo para la mujeres. Creo que como dice Bebe, el miedo se puede romper con un solo portazo. Y también es cierto que a veces nos olvidamos de nosotros mismos para contentar a los que estan a nuestro alrededor. A veces porque nos dicen: "si me quisieras no harías esto..." Cuando en ese momento la que demuestra que no te quiere es la otra persona.
A veces creemos que los seres amados nos pertenecen, cuando cada persona es libre. El amor no es una cadena, es algo maravilloso.

Besitos de jengibre.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails