sábado, 20 de marzo de 2010

Primavera.





Un rayo de sol la despertó. Se colaba por una diminuta rendija en la madera de la contraventana. Amanecía un nuevo día. Y a juzgar por el fulgor de ese diminuto rayito, era un día muy luminoso. Nada que ver con los días anteriores, oscuros y fríos. Parecía que el sol quisiera volver a ser el amo y señor del cielo y les volvía a regalar su calor.
¡¡¿¿Calor??!!.
Se levantó de un salto, sobresaltada. Miró el despertador que reposaba sobre la pequeña mesita junto a su cama. No había duda. Era el día más importante y ella casi se queda dormida. Tendría que darse prisa, no podía llegar tarde al trabajo, hay cosas que no pueden esperar. Una ducha rápida, no hay tiempo de prepararse el desayuno. Picará algo por el camino. Se pone su vestido más colorido, la ocasión lo requiere. Comprueba el estado de sus alas, parece que la larga inactividad no las ha oxidado. Sólo le falta coger lo más importante, su varita de saúco. Pero, ¿dónde la habría dejado? Recordaba que el año pasado, al finalizar el trabajo, la había dejado en su lugar… No estaba allí. Pensó que debería ser más ordenada y no le pasarían estas cosas. Estaba empezando a sufrir un ataque de pánico… ¡¡¡no podía llegar tarde!!! Respiró hondo, apartó una pila de libros y ¡¡¡allí estaba!!! La recogió y salió de casa.
Era la hora. El hada primavera extendió sus alas. Tenía un largo día por delante.





MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com




votar

12 comentarios:

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

xD Hasta la frase "comprobó el estado de sus alas" no tenía ni idea del tema del texto xDDD

Muy buena idea la de publicar un pequeño cuentito del hada de la primavera ahora. Por cierto, nunca he tenido claro el día exacto en que empieza la primavera ¿20, 21 o 22?

jengibre dijo...

Hola Fantasmas.

Esa era mi intención...

La primavera entraba hoy a las 18:32, por eso he publicado la entrada a esa hora.

La verdad es que había pensado en una entrada sólo con imágenes primaverales y alguna composición "primaveral"... Pero he pensado ¿por qué no hacer un microrrelato de hadas? Y aquí lo tenéis.

Besitos de jengibre.

Nicolás dijo...

¡Bienvenida sea la primavera, entonces! XD

No sé si pueda considerarse microrelato, yo lo dejaría en la categoría de un cuento breve. Tampoco llega a ser microcuento... Aunque la verdad el tema de la etiquetación no viene mucho a cuento (y esto último nunca mejor dicho) en lo que se escribe verdaderamente.

Te ha quedado excelente. Conciso, lleno de expectativa, y original. ¡Que las Hadas también tienen que trabajar, eh! ¡Gran idea y buen desarrollo!

Jo, aquí comienza el otoño y se va el verano. Odio este periodo de transición en el que no se sabe si hace frío o hace calor, humedad o sequedad, lluvia o viento... Me hace estar fatal durante el resto de estas estaciones. Lo peor es, no obstante, que el otoño de por aquí (otoño austral) no es como el otoño boreal de por allá, así que no tenemos constantes lluvias ni tormentas que alegren el espíritu indómito e impulsen a la creatividad. No. Generalmente tenemos un clima secoy árido, fresco y soleado. Pero ni eso. Con el profundo cambio climático al final tenemos una seudo-extensión del verano hasta julio (segundo, y recalco "segundo", mes de invierno). Es decir, tenemos un otoño calurosos y sofocante, árido y seco, cuyo calor se asemeja al del verano pero no es ni agradable. Y todo se traduce en que tenemos nueve o diez meses (no exagero con esto, se puede comprobar en cualquier estación meteorológica) de calor agobiante y abrumador, y dos meses de frío (parte de junio, julio y parte de agosto).

En fin...
... ¡disfrutad de la primavera!

Namarië, melon.

P.S. La única ventaja que hay por estos lares sobre nuestra primavera (aunque, pensándolo en otro sentido, también podría considerarse un grave perjuicio) es que la primavera cae el día del estudiante, que aquí se celebra el veintiuno de septiembre.

P.P.S. ¡Genial la musicalización!

SOLO DE INTERES dijo...

Bellísimo, no hay como más luz, flores y la belleza de la primera. Me gusto mucho lo de su varita de Sauco, realmente no debera perderla. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana

Nati dijo...

Hola me llamo Nati, he venido a conocer tu blog y me ha gustado mucho lo que he podido ver es un blog que tiene algo especial, es algo que engancha tiene energia positiva y eso solo lo puedes transmitir tu,que trabajs en el. Yo me quedo aquí,y te Felicito porque tiene Magia y frescura.
me gustaria invitarte a que conocieras el mío se llama:" Los Cuentos de Nati". hasta pronto besos Nati.

jengibre dijo...

Hola Nicolás.

No te creas que la primavera aquí es idílica. Llevamos ya unos años que prácticamente no tenemos primavera ni otoño. Pasamos del calor extremo al frío y al revés. Pero si hace 15 días caía una nevada monumental en Barcelona!!! Hasta la playa quedó cubierta de nieve. Y casi todos los años hace un calor bastante intenso hasta mitad de noviembre...


Me alegro que te guste la música. quise ser original y, aunque me gusta muchísimo Vivaldi, opté por algo más moderno...

Besitos de jengibre y feliz otoño para ti.

jengibre dijo...

Hola Solo de interés.

Adoro la primavera, es mi estación favorita.

Y sí, me temo que es un hada un poco desordenada y despistada. Y además como sólo utiliza la varita una vez al año al final no recuerda donde la ha puesto... Pero por suerte siempre la encuentra.

Buen fin de semana y besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Nati.

Bienvenida a este pequeño rincón. Pasa, ponte cómoda que estás en tu casa.

MUchas gracias por tus amables palabras. Pero en realidad sois vosotros, los lectores y seguidores los que le dais color a mi mundo.

Y gracias por invitarme a tu blog. Ahora mismo voy a visitarte. ¡¡¡Me encantan los cuentos!!!

LO dicho, bienvenida Nati.

Besitos de jengibre.

Adivín Serafín dijo...

El invierno aún se cuela por la rendija de su ventana, mientras la primavera le empuja casi sin fuerza, todavía niña. Ella, desperezándose, se levanta contenta, dispuesta a encarar el día con una sonrisa que rompa las nubes y deje salir el sol. Jengibre recuerda entonces que no ha llamado a la hada Pradera, encargada de llenar los campos de flores. Hoy se conformará con más calor, mañana quizás puedad deshojar pétalos.

Blogsaludos

jengibre dijo...

Hola Adivín.

Muchísimas gracias por el precioso microrrelato que me has dejado. Me has emocionado. Es un honor y un placer tener lectores como tú.

Buen domingo y besitos de jengibre.

Canoso dijo...

Me encantan tus hadas, yo también espero que el sol reconforte mis alas esta primavera y me de algún que otro empujoncito.

Besos

jengibre dijo...

Hola Canoso.

Sí, ha sido un invierno muy frío y lluvioso, sobretodo por tu tierra. El hada Primavera va a tener que hacer horas extras con tanto trabajo acumulado como tiene. Pero verás como muy prontito el sol vuelve a lucir y secará tus alas. Y remontarás el vuelo, surcando el cielo, majestuoso, sobre el mar azul.

Besitos de primavera.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails