jueves, 25 de marzo de 2010

Día Mundial del donante de sangre.




En este último mes he tenido que pasar mucho tiempo en el hospital, entre pruebas y las visitas a los diferentes servicios médicos que me atienden. Lo que lleva consigo largas horas en las salas de espera. Sobretodo en el servicio de oncología, donde la sala suele estar siempre llena de gente, entre los enfermos que esperan para pasar al hospital de día para recibir el tratamiento y los que, como yo, esperamos para nuestras visitas de control; y claro, los acompañantes. El día 15 allí estaba yo, sentada junto a mi madre, como siempre que tengo visita. Y me fijé en una enfermera que llevaba unos folletos en la mano. Era del banco de sangre, dejando un folleto e informando a los acompañantes sobre la necesidad de donar sangre. Cuando llegó a nuestro lado le pedí un folleto, aunque ninguna de las dos podemos ser donantes (yo por razones obvias, mi madre por ser mayor de 65 años). En ese momento se me ocurrió una idea, utilizar esta pequeña ventana al mundo para concienciar a la gente de la necesidad de donar sangre, no sólo cuando ocurre una tragedia o situaciones límites.

Porque las reservas de sangre de los hospitales suelen ser muy escasas. Si a eso le sumamos que la sangre no puede ser obtenida sintéticamente y que es muy necesaria para operaciones, trasplantes, tratamientos oncológicos y en accidentes, se entenderá el porque es importante la donación periódica de sangre. Para que os hagáis una idea. La reserva de sangre en Cataluña es de 6 días, según datos del Banc de sang i de teixits Esos datos se refieren al global, pero en algunos grupos sanguíneos la reserva es de sólo 3 días.

Quizás os preguntéis ¿por qué dar sangre? La respuesta es muy sencilla. Se me ocurren un par de motivos:

1.- Por altruimo. Porque sabes que esa sangre, que tu recuperarás en unas horas, salvará vidas. Tres para ser mas exactos, porque de cada bolsa de sangre extraída se
obtienen tres componentes sanguíneos diferentes con aplicaciones propias.

2.- Por egoísmo. Porque quizás mañana seas tú el que necesites sangre. O alguno de tus seres queridos.

Para donar sangre sólo tienes que tener ente 18 y 65 años y pesar más de 50 Kg. Los hombres pueden donar hasta 4 veces al año y las mujeres tres. Es rápido, sólo unos 10 minutos, no es necesario estar en ayuno, y luego, un bocadillo, un refresco y la satisfacción de que has ayudado a los demás. Y a continuar tu día con normalidad.


Y además hay un Día mundial del donante de sangre. El 14 de junio. Y este año es Barcelona la ciudad elegida para ser la sede del acto central de ese día. Este año el lema es "Sangre nueva" y se centrará sobretodo en los jóvenes, no sólo como donantes, sino también para difundir la donación entre su entorno.


Pocas veces es tan sencillo y fácil ayudar a los demás.



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

11 comentarios:

Preste Juan dijo...

Me parece muy importante tu entrada sobre las donaciones de sangre. Llevo casi 20 años trabajando de celador en un hospital, y cada cierto tiempo nos hemos visto en la tesitura que tú cuentas, respecto a la falta de sangre. Afortunadamente, el pueblo canario es muy solidario, tanto en este aspecto como en el de las donaciones de órganos. Lo cual me hace sentirme orgulloso, claro.
Por otro lado, he trabajado casi una década en la unidad de Oncología, y he podido comprobar como el 80% de la recuperación del paciente, depende de su actitud mental. Es muy importante mantener el espíritu que tú mantienes, y por eso te felicito. La negatividad baja las defensas.
Sigue así, por favor.
Un gran abrazo, de un extraño.

jengibre dijo...

Hola Preste Juan.

En primer lugar, se bienvenido. Pasa, ponte cómodo, estás en tu casa.

Muchas gracias por tus palabras. Te aseguro que hay momentos de todo. Pero por suerte, ya hace siete años y a parte de los efectos secundarios de la radioterapia, no he vuelto a tener recaídas. Eso es lo importante. Y lo del ánimo, verás, cuando yo tenía 18 años a mi tío le diagnosticaron una leucemia, y vi como al final bajaba los brazos y se dejaba vencer. Cuando me diagnosticaron la enfermedad me dije que, pasara lo que pasara, nunca me dejaría vencer, nunca bajaría los brazos, lucharía hasta el último momento.

Muchas gracias y besitos de primavera.

Preste Juan dijo...

¡Así me gusta!
¡Te declaro mi "Jengibre Oficial"!

Un besote

Nicolás dijo...

Tienes mucha razón en todo, Jengibre.

Y la última frase, esa que decía "que pocas veces es tan fácil ayudar a los demás", es magnífica. Cierto es que nunca es difícil ayudar, porque si se hace con solidaridad y verdadera entrega, no hay nada que resulte difícil. Así que apoyo tu moción, y elevo mi voz reforzando la tuya. Porque aunque a mucha gente le parezca inútil, odioso y sin producción alguna, la verdad es que ayuda más de lo que se ve cotidianamente y salva muchas vidas en este mundo. Y ¿qué mejor que ayudar a la vida? ¿Qué mejor que entregar algo que pronto recuperaremos para regalar una esperanza?

Aguabella dijo...

Hola Jengibre.

La sangre es el regalo de oro para personas que la necesitan por muchas razones, hay que ser generosos y donar porque hoy la necesita uno ... mañana quizás la necesitemos nosotros.
Precioso blog.
Un beso

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

¿Sabes? Mi madre trabaja en el Centro de Transfusión de Galicia xD

La verdad es que el tema es serio, no sólo porque la sangre no se pueda fabricar sintéticamente, sino porque es un bien perecedero, con lo que cuando se da una alerta de sangre y va mucha más gente a donar en el mismo día no se gana mucho (porque se acaba estropeando). La cuestión es conseguir una donación continuada.

Y ahora me toca hablar de mí mismo. Peso más de 50 kg, y hace 6 meses que soy mayor de edad, (el resto de requisitos supongo que los cumplo, aunque no estoy seguro, pero eso ya te lo dicen al ir a donar, que te hacen unas preguntas para saberlo), y desde aquella estoy intentando concienciarme para ir a donar cuando veo un bus del centro de transfusión. Por ahora aún no lo he conseguido, porque que me saquen sangre me da bastante grima, pero estoy casi seguro de que la próxima vez que vea un bus bastará con que alguien me de un empujoncito para que vaya a hacerlo. Es una barrera psicológica que tengo que superar (y más teniendo una madre que trabaja en eso).

jengibre dijo...

Hola Nicolás.

Como ha dicho Preste Juan, la gente suele ser solidaria en ese aspecto. De hecho, esa mañana, muchos de los acompañantes que estaban en la sala bajaron a donar.

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Aguabella.

Bienvenida, ponte cómoda que estas en tu casa.

La sangre es vida. Y es algo que tu recuperas en seguida y a tres personas les supondrá una oportunidad de seguir en la lucha.

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Fantasmas.

Vaya, que casualidad...

Sí, es verdad, la sangre es perecedera, dependiendo de que componentes, tienen una vida muy corta. Por eso es tan importante la donación continuada. Los hombre podéis donar hasta 4 veces al año y la mujeres sólo tres.

Y ya lo sabes, la próxima vez que veas el bus, piensa que sólo son diez minutos y que salvaras la vida de tres personas. Verás como superas tu miedo a las agujas.

En mi casa todos son donantes (menos mi madre y yo), bueno, mi padre era donante desde muy joven, ahora como toma el sintrom no le dejan. Además era de los que iba las 4 veces al año. Y lo echa de menos.

Besitos de jengibre.

Canoso dijo...

Me guardo la fecha Jengibre, para que no se me pase y pueda darle difusión.

Besitos

jengibre dijo...

Hola Canoso.

Es muy importante la difusión de estas cosas. Porque a veces, si la gente estuviera informada de ciertas iniciativas seguro que colaboraría.

MUchas gracias, de corazón.

Besitos de jengibre.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails