domingo, 31 de enero de 2010

Manifiesto por la solidaridad (1ª aniversario)

Hoy hace un año que miles de blogs en todo el mundo publicaban el Manifiesto por la Solidaridad, cuya redacción se fraguó en el blog de Cornelius.Hace un año, este blog no existía. Pero un año después este blog se suma a esta iniciativa y publica el manifiesto íntegro para conmemorar el primer aniversario.
(Quiero dar las gracias a El Blog de Canoso ya que ha sido a través suyo que he conocido el manifiesto)

MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD

QUIENES SOMOS:

Los que suscribimos este manifiesto somos ciudadanos en el pleno uso de nuestros derechos civiles, y titulares de la soberanía popular, de la cual emanan los poderes del Estado.

Los firmantes nos dirigimos a todos los ciudadanos del mundo, conocedores de la situación de pobreza, hambre y enfermedad en la que se encuentra gran parte de la población humana en un momento histórico, como el actual, en el que se disponen de los suficientes medios políticos, económicos y científicos que pudieran solucionar estos problemas.

Este manifiesto tiene vocación de universalidad, y va dirigido a toda la humanidad, a cada ser humano que habita el planeta, para que tome conciencia de la terrible situación a la que se enfrentan millones de personas y de alguna manera actúe en consecuencia para terminar con esta insostenible situación. Por ello la versión original en español será traducida a diversas lenguas, pues nuestro propósito consiste en hacer oír la voz de la opinión pública en los lugares en las que se toman las decisiones políticas y económicas del mundo.

A QUIÉN NOS DIRIGIMOS:

Nos dirigimos a la clase política gobernante de nuestros países; así como a los más altos mandatarios de las Organizaciones Internacionales, tales como la Organización de las Naciones Unidas, y a los Presidentes y Gobiernos de los países más poderosos económicamente de la Tierra.


LES MANIFESTAMOS:

1.- Que este texto tiene su origen en la constatación de la extrema situación de necesidad y de hambre que sufre una gran parte de la población de la Tierra y en el desigual e injusto reparto de bienes que existe actualmente en el mundo. Entendemos que la ecuanimidad y la armonía en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, por lo cual es inadmisible que una gran parte de la población mundial tenga que enfrentarse a una realidad tan precaria, a tal grado de injusticia y desigualdad, a tanta hambre, pobreza y desnutrición.

2.- Que consideramos que dicha situación es intrínsecamente perversa y no admisible ni moral ni éticamente, dado que todos los seres humanos nacen libres e iguales. Igualmente, tenemos presente que todos los ciudadanos del mundo tienen esos derechos desde el mismo instante de su nacimiento y no como una promesa futura cuya conquista dependa de la realidad política, social o económica de sus países.

3.- Que defendemos que es completamente injusto, inmoral y un crimen humanitario punible ante los tribunales internacionales y la Historia que, en pleno Siglo XXI, existan seres humanos que pasen hambre en el mundo, y que mueran por ello. Que es un agravante de ese crimen que, existiendo las leyes internacionales suficientes, así como los medios técnicos, económicos y científicos para corregir dicha situación, los que ejercen el poder en el mundo no lleven a cabo las acciones necesarias para solucionar lo que generaciones futuras calificarán de verdadero genocidio en el que serán culpables todos aquellos que, teniendo los medios para solucionar el problema, no los hayan empleado.

4.- Que consideramos que esta injusta situación es contraria al Derecho Natural, a los Derechos Humanos y a las normas de la más elemental ética, y entendemos que ha llegado el momento de que la voz de la opinión pública exija de sus gobernantes el final de tal estado de cosas.

5.- Que el presente manifiesto no es un manifiesto utópico; y que tampoco es un manifiesto político, ni se pretende con el mismo la instauración de un nuevo orden político o socio-económico mundial, ni ningún menoscabo del tejido empresarial, sanitario y social del mundo desarrollado, sino la más elemental justicia con los desfavorecidos.

POR TODO ELLO, EXIGIMOS A NUESTROS GOBERNANTES:

1.- La adopción de medidas inmediatas y urgentes para paliar tal situación de hambre, enfermedad y desnutrición en el tercer mundo. Consideramos que tales medidas no constituyen una utopía, sino que son perfectamente viables y posibles.

2.- Mantener el compromiso de cumplir los Objetivos del Milenio que, establecidos por Naciones Unidas en el año 2000, definen los principios a los que ha de ajustarse la actuación de los países y del sistema económico internacional para superar, con el horizonte fijado en 2015, las injusticias que aquejan a la humanidad.

3.- La realización de acciones solidarias sistemáticas con los países más desfavorecidos y que se establezca un orden lógico y humano de prioridades en la política económica, con proyectos inteligentes que creen riqueza y puestos de trabajo en los países afectados, facilitando un desarrollo sostenible y un progreso que les ayude a la consolidación de una red sanitaria, económica y social estable que haga posible el retorno a una situación de partida igualitaria.

4.- Que se tomen las medidas necesarias para que los países ricos destinen una parte de sus presupuestos a la creación de riqueza, de empresas y de fuentes de trabajo en los países afectados; así como la adopción de un acuerdo internacional, que debería subscribirse en la ONU de obligado cumplimiento para los países desarrollados.

5.- La implantación de un código ético que regule la estrategia de las empresas multinacionales, así como la eliminación de los paraísos fiscales y la aplicación de la tasa Tobin, ú otra similar, a las transacciones comerciales internacionales, que permita crear un fondo de solidaridad gestionado por Naciones Unidas.

6.- No aceptaremos simples declaraciones de principios que no se traduzcan en políticas concretas. En definitiva, APELAMOS al sentido de la generosidad y humanidad de todos, y fundamentalmente de la clase política internacional económicamente poderosa.

Desde la tierra que espera y cree firmemente en la Solidaridad que construya un mundo mejor y más justo, a 30 de enero de 2009"



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

12 comentarios:

Nicolás dijo...

¿Qué se puede decir? La verdad es que he leído todos los puntos con total atención y, después de la lectura atenta y cuidadosa, no puedo más que expresar mi adhición a la propuesta del manifiesto. Creo que hay una gran verdad en sus palabras y que tienen un fin más que justo, noble y honesto.

No me queda más que decir: "¡Adhiero!". Ya en otras ocasiones he aportado mi punto de vista sobre todo lo que lograría la humanidad si fuera un poco más generosa y conciente de la grave situación que padecen millones de personas, nuestros semejantes, en el mundo. Y siempre he dicho que, lo que para los más beneficiados pueda parecer poco, sumado al aporte conjunto de toda la humanidad, resultaría ser mucho, una ayuda inestimable, para aquellos que carecen de lo más fundamental para la subsistencia. Creo que es un gran iniciativa para lograr que el mundo deje de estar sumido en sí mismo, y pueda apreciar el verdadero e indignante panorama que aqueja a los países menos desarrollados. Apoyo totalmente lo que aquí se enuncia.

No obstante, creo que el manifiesto debería hacer una aclaración en el punto 4 de la segunda parte. Se dice: "4.- Que se tomen las medidas necesarias para que los países ricos destinen una parte de sus presupuestos a la creación de riqueza, de empresas y de fuentes
de trabajo en los países afectados; así como la adopción de un acuerdo internacional, que debería subscribirse en la ONU de obligado cumplimiento para
los países desarrollados". Quizá allí debiera hacerse una aclaración que también proponga una regulación de la creación de puestos de trabajos, ya que muchas empresas multinacionales aprovechan las oportunidades de instalarse en países poco desarrollados para obtener mano de obra más barata y explotar a la susodicha mano de obra, debido a que en esos países no tienen medidas de protecciónde trabajadores. Más adelante, sin embargo, en el punto cinco, se habla de una especie de regulación de las empresas multinacionales, pero no me quedó claro si hace alusión al punto que he hecho notar anteriormente o si está hablando de otra especie de regulación.

En todo caso, concuerdo con el resto del manifiesto. Tanto en lo que apoya, como en la forma que se presenta.


Lo dicho: ¡Adhiero!

jengibre dijo...

Nicolás. Creo que es algo tan básico lo que se pide en este manifiesto que no tendría que necesitarse publicarlo. Pero desgraciadamente interesa a los que nos gobiernan que haya desigualdades y enfrentamientos porque de ahí sacan ellos su poder.

Nicolás dijo...

"La diferencia entre las clases sociales ha motivado la gran mayorí de las luchas y guerras de la historia de la humanidad". ¿Carl Marx, no? Nunca me gustarona sus teorías, pero creo que es algo semejante a lo que has dicho. Y concuerdo, la única forma que tiene el Estado para controlar mejor a sus súbditos... hem... digo, a los ciudadanos es que la gran mayoría de la población mundial esté atravesando una situación de indigencia, con condiciones de vida miserables. Así es más fácil para el Estado poder ganarse su sublebación con un poco de ayuda y luego... bueno, y luego se olvidan del apoyo y la solidaridad hasta las próximas elecciones.

Creo que el mayor problema radica en que el ser humano suele ser muy egoísta y demasiado ensimismado.

Canoso dijo...

No era necesaria la reseña, somos muchos los que hemos publicado este manifiesto, pero aún así gracias!

Cuantos más seamos más alto sonará nuestra voz.

Abrazos de domingo

jengibre dijo...

Nicolás, no creo que el ser humano sea egoista per se. Porque sino no se explicarían las mareas de solidaridad que se mueven cuando hay tragedias como la de Haití, o como cuando el Tsunami arrasó el sureste asiático. O que haya gente que deje su cómoda vida por irse al tercer mundo a ayudar (cuantos médicos, enfermeras y cooperantes en general estan haciendo una labor encomiable en tantos paises)Creo que el problema es que esta sociedad nos trata de inculcar la competitividad y de fomentar el egoísmo.

Canoso. Como bien dices, cuantos más seamos más fuerte sonará nuestra voz. Lástima que los que nos gobiernan sean sordos a lo que es de justicia.

Un abrazo.

Adivín Serafín dijo...

El mundo está repartido entre países pobres y países ricos, pero sería más justo repartirlo entre gente pobre y gente rica, porque en los países pobres también hay gente rica explotando a sus supuestos compatriotas. Es penoso y todavía lo va a ser más. Los ricos están atacando y nosotros nada más que nos cubrimos para que la hostia nos caiga todo lo suave que sea posible. Por eso, el manifiesto está muy bien pero se ha quedado corto en poco tiempo.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

Buff, nos enfrentamos ante un tema muy complejo, así que voy a hacer unas cuantas matizaciones:

En primer lugar, se dice que no es utópico, pero yo creo que en gran parte sí lo es. No porque sus fines no sean deseables o posibles, pues lo son, sino porque creo que antes de ese paso debe darse otro esencial: el de una concienciación social efectiva. Porque si realmente la mayoría de la sociedad estuviera concienciada sobre los fines que pretende este manifiesto, las donaciones a las ONGs serían mucho mayores, y ya habría un gran avance en esta materia sin necesidad de involucrar al poder. Es más, una vez conseguido esto, el propio poder, para conseguir rédito político, actuaría en este sentido; el problema es que hoy en día si tomase algunas de las decisiones que se detallan (por ejemplo, destinar una parte mayor de la que se destina a ayudas al tercer mundo) la opinión pública se le echaría encima (y más si se hace en un momento como el actual, con una deuda pública y una tasa de paro galopantes).

Sin embargo, sí que hay medidas que se podrían tomar perfectamente, como la del código ético o los paraísos fiscales (cuidado con esta última, puede tener implicaciones políticas importantes en el sentido de invasión de la soberanía de estos territorios).

Y, por otro lado, sobre los comentarios, pienso que habéis dado en el clavo en dos asuntos: primero, sobre el egoísmo: realmente, a todos nos cuesta ceder lo que hemos conseguido trabajando para ayudar a gente con la que no tenemos contacto, y de ahí la necesidad de la concienciación. Y segundo, el gigantesco desequilibrio de la riqueza en el tercer mundo, donde los ricos jerifaltes suponen un fuerte problema para la llegada de ayudas, al restringir muchas y quedárselas para sí (además de lo grotesco de la situación de estos jerifaltes y señores de la guerra en relación con el resto de gente de sus países).

En definitiva, que no es tan sencillo. Las dimensiones política, social, económica... que abarca son más complicadas de paliar que la propia hambruna en sí. Es un problema ciertamente complejísimo que no se va a solucionar en un año, ni en dos, ni en cinco, pero que espero que se sigan dando pasos para su consecución. Porque es muy fácil decir, como hago yo, que estoy de acuerdo con que el hambre en el mundo debe desaparecer, pero luego si por la calle alguien de la Cruz Roja me pide dinero con una hucha le echo un euro, o dos, y no diez o veinte (y esto quien echa algo).

jengibre dijo...

Hola Adivín Serafín, bienvenido de nuevo por aquí.

Estoy totalmente de acuerdo contigo. El principal problema es la desigualdad social

jengibre dijo...

Hola Fantasmas.

Creo que la concienciación es importante. Pero no creo que sólo sea por egoismo que la gente no sea más solidaria; o no en todos los casos. Muchas veces lo que te retiene para colaborar con las ONG's es el no tener demasiado claro a que se destina el dinero recaudado (lo siento, pero se han dado casos que el dinero aportado por la gente de a pie a terminado donde no debía); o el que al final esa ayuda no llegue a los afectados sino a los señores de la guerra locales, a los que les importa muy poco que la gente se muera de hambre.

Es un problema complejo sí, y de difícil solución. Pero más lo es si nadie da un paso para solucionarlo.
Y este manifiesto, aun que sólo sea para concienciar a la gente, es un paso.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

¿Sabes? Respecto a eso, recuerdo haber escuchado hace unas semanas en la radio a alguien comentando que, de donar dinero, esa persona (no me acuerdo de quien era) lo donaría en lo del Domund, porque era en lo que más confiaba respecto al destino del dinero. Y no recuerdo quien era, pero no era nadie especialmente religioso o defensor de la Iglesia o algo así (recuerdo que me llamó la atención precisamente por eso).

Canoso dijo...

Jengibre, tienes una cosita en el blog... Si la quieres, claro.

Abrazos

http://semos-dos.blogspot.com/2010/02/premio-kreativo.html

jengibre dijo...

Hola Canoso.

Bienvenido de nuevo. Ahora mismo voy a ver que es. Muchas gracias.

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails