miércoles, 16 de septiembre de 2009

In memoriam (Patrick Swayze)



Este es mi pequeño y sentido homenaje para el actor Patrick Swayze, que ayer falleció a los 57 años de edad a causa de un cáncer de pancreas.
He elegido el final de la película Ghost por que es una de esas pocas películas que consigue hacerme reír y llorar a partes iguales, que sigue emocionándome como el primer día que la ví. Porque aprendí que todos los TE QUIERO que te callas, todas esas caricias que no das, todo ese amor que guardas para las vacaciones o para cuando no esté tan ocupado con mi trabajo, es posible que nunca tengas tiempo de decirlos. Y que lo realmente importante en ese último momento, lo que de verdad sientas que ha merecido la pena de tu vida, es justo ese amor que has dado y que has recibido. Ese primer beso de la persona amada, todos esos momentos compartidos, la primera vez que tuviste a tus hijos en tus brazos, su primera sonrisa, sus primeras palabras. Pensamos que ya tendremos tiempo para vivir cuando ganemos más dinero y tengamos un piso mejor o más grande, un coche acorde con el status, un apartamento en la playa al que casi nunca vas porque estás muy ocupado. Y un día descubres que tu tiempo se acaba y que en realidad no has vivido. Tienes un montón de cosas vanas y nada que de verdad guardes en tu corazón; y desearías que el tiempo retrocediera y poder recuperar lo que realmente importa.

Patrick, descansa en paz.

2 comentarios:

Nicolás dijo...

Jengibre, tienes mucha razón, la vida se tiene que vivir siempre con amor, siempre disfrutando con tus seres más queridos y con una sonrisa en los labios. La vida ha sido hecha para ser feliz y disfrutarla viviendo cada momento con el corazón abierto, para experimentar sensaciones y emociones. No para ocultarse tras un escritorio de oficina, o para esperar a las vacaciones. Sino siempre, alegre, feliz, amando y dejándose amar. Nada en esta vida es tan importante como el amor, y es lo único que hace falta para ser verdaderamente feliz.

jengibre dijo...

Me alegra verte de nuevo por aquí.

Creemos que vamos a vivir para siempre y por eso posponemos las cosas importantes en esta vida. Lo malo es que no te das cuenta hasta que es demasiado tarde y ya no hay vuelta atrás. Pero hay veces que la vida te concede una segunda oportunidad. Yo descubrí esta gran verdad hace 6 años y desde entonces no hay nada más importante para mí que demostrarle a mis seres queridos lo mucho que los quiero y me importan, para que el día que me vaya poder irme con la satisfacción de no dejar nada pendiente.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails