domingo, 6 de junio de 2010

¡¡¡Feliz Cumpleaños!!!



Hola Abuela:

Recuerdo lo mucho que te gustaba recibir cartas y postales y, aunque tú no pudieras leerlas, siempre había alguien que te la leía y tú, emocionada, las guardabas todas. Por eso no podía dejar pasar una fecha tan señalada, tu cumpleaños.

Hoy cumplirías 102 años. Habríamos hecho una tarta enorme y la habríamos llenado de velitas. Y toda la familia reunida te habríamos ayudado a soplarlas. O quizás no, quizás ni siquiera en este día tan señalado habríamos aparcado las rencillas entre nosotros para celebrar todos juntos. Pero supongo que eso ya nunca lo sabremos. Nos dejaste un 20 de Mayo, hace ya cinco años. Ni siquiera te esperaste a celebrar tus 97 años. Quizás querías ahorrarte la decepción de no poder reunir a toda tu familia sin que aflorasen las tensiones. O quizás solo estabas cansada. Demasiados años, demasiadas pérdidas. Quizás empezaste a sentirte vieja. Tú, que siempre nos hacías reír a todos cuando decías ese: "cuando sea vieja..." a pesar que ya tenías más de noventa años cumplidos. Tu corazón se cansó de latir y te apagaste como una velita.

No, tranquila, no voy a llorar. Hoy es un día alegre. Así eras tú, alegre, vital y muy divertida. Lo que más recuerdo de ti y lo que más echo de menos es tu risa. Esa risa clara y limpia, como si de una niña se tratase. Mejor dicho, como esa niña que en tu interior nunca dejaste de ser. Tengo la sensación que cuando te mirabas en el espejo nunca te viste envejecer. Por eso siempre te quejabas "que el fotógrafo te sacaba muchas arrugas". Por eso te gustaba tanto estar rodeada de gente joven. Y de niños. Y estos te adoraban. Tu casa siempre estaba llena de gente joven. Los vecinos te adoraban, a muchos de ellos los viste nacer y crecer. Y todos los niños del barrio te querían como una abuela, aunque no tuvieran lazos de sangre.

Me has dejado un millón de recuerdos y anécdotas. Y también tu fuerza, tu sentido del humor y tu alegría. Y tu valentía. Viviste tiempos muy duros, tiempos de guerra. El abuelo en el frente y dos niños pequeños que sacar adelante. Luego la dura posguerra, las falsas acusaciones y lo peor, perder a un hijo en plena juventud. Y tú sobreviviste a todo eso. Y me enseñaste una gran lección.

Te echo de menos, muchísimo. Sé que, de alguna manera, siempre estás conmigo. Dicen que las personas que amamos nunca nos dejan del todo. Siempre están a nuestro lado, aunque no podamos verlos con nuestros cinco sentidos. Leí en un libro (Los cien sentidos secretos de Amy Tan) que tenemos cien sentidos secretos, son los que nos sirven para "sentir" su presencia. Y creo que tienen razón, porque yo sé que estás a mi lado. No puedo verte, pero te siento en mil pequeños detalles. Y en mis sueños...

Por eso te escribo esta carta. Para decirte lo mucho que te quiero y lo muy afortunada que he sido por tenerte como abuela. A veces eras un poco "gruñona" y me regañabas por cortar las rosas del patio. Pero me trajiste un pequeño ramo de ellas cuando viniste a Barcelona, unos días antes de mi operación. Por muchas rosas que me regalen ningunas significarán tanto como esas. Quizás pensaste que quería más al abuelo, porque el me dejaba cortarlas (de hecho, era él quien las cortaba para mí) y porque me contaba cuentos y todo eso. O quizás también, porque aquí siempre he hablado de él, de lo muy importante que fueron sus cuentos. Pero no, no es que lo quisiera más. Era un amor diferente, pero no por ello menor.


Ya sólo me queda decir lo más importante:

¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!





MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

5 comentarios:

Canoso dijo...

Bonita carta, jengibre, llena de emotividad, seguro que le hubiera gustado que se la leyeras.

Un besote

*Luna dijo...

Hola cielo que hermosa carta
llena de sentimientos
un beso y feliz semana

jengibre dijo...

Hola Canoso:

Sé que de alguna manera, ella la ha escuchado. Y de seguro que se ha puesto a presumir de nieta con toda la corte celestial...

Besitos de jengibre.

jengibre dijo...

Hola Luna:

Me temo que siempre suelo poner el corazón en todo lo que hago, y en esta ocasión he escrito a corazón abierto.

Buena semana y besitos de jengibre.

Los Fantasmas del Paraíso dijo...

oooh... tu abuela parece muy buena persona en la foto, seguro que lo era. Y madre mía, si vivió tantos años ha debido de pasar por una gran cantidad de cosas... ha vivido prácticamente todo el siglo 20, madre mía, y por lo que veo los tiempos difíciles fueron de verdad difíciles para ella.

Espero que la sigas viendo en esos mil y un detalles.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails